domingo, 10 de junio de 2012

Un poco más de Ézaro

Al fondo se puede ver la cascada del río Xallas que, parece ser, es la única de Europa que sirve como desembocadura de un río en el mar. Y seguro que es la única del mundo que se abría los fines de semana del verano. Sí, sí, todos los fines de semana del verano, gracias a un convenio con la empresa que gestiona un embalse que hay unos metros más arriba. El caso es que un grupo ecologista denunció que el resto del tiempo el embalse no desaguaba el caudal ecológico que marca la ley, ganando el pleito y obligando a abrir el embalse todo el año con dicho caudal ecológico, que son esos chorros de agua que se ven. Así que ahora parece ser que en verano ya no abrirán los fines de semana.  El tramo de río que quedaba con poca agua es muy pequeño (no llega al kilómetro) y me pregunto si el hecho de que discurra un poco más de agua por ese tramo soluciona algo en el río o por el contrario el perjuicio que causa al turismo de la zona que no se abra la cascada es mayor.

Pano Ezaro

En esas aperturas programadas del verano la cascada era bonita, pero nada que ver con lo que pasa en inviernos muy lluviosos, cuando deben dejar salir todo el excedente de agua. Vale la pena acercarse hasta aquí, porque el ruido y la violencia con la que se estrella el agua contra las rocas, impone. Esta foto tiene unos 10 ó 12 años, un año que llovió casi todos los días desde octubre hasta mayo por lo que el embalse estuvo abierto gran parte del invierno y la primavera.

Ezaro 12