viernes, 19 de abril de 2013

¿Trabajando?

Me gusta la montaña y, después de tanto tiempo, poder pasar allí un par de días, fue muy reconfortante y ayuda a encontrarse con uno mismo. Qué remedio, porque en las travesías sólo me encontré con dos montañeros. Para que después digan que la montaña se está masificando; eso pasa en verano, pero el resto del tiempo sigue siendo igual que siempre, y me alegro.

Trabajando

Claro, que en ese “resto del tiempo” el problema es que a veces echas de menos alguien que vaya abriendo huella o que te diga por dónde seguir y sea algo más dicharachero que la brújula o el GPS.

Niebla