lunes, 24 de febrero de 2014

Un año de "Historias de los 6 reinos"

Parece que fue el otro día y ya ha pasado un año desde que Miguel Sánchez Juaneda se puso en contacto conmigo y me propuso si quería acompañarlo en su aventura literaria Historias de los Seis Reinos, como promoción de la saga El Heredero de los seis Reinos de la que pronto se publicará el primer libro. De hecho ya estaría a punto de publicarse en una editorial modesta, de no ser porque una de las principales editoriales en castellano en el género de Fantasía se interesó por el proyecto y paralizó la publicación. 

Comenzó así una rutina de trabajo semanal:
1º Recibir por correo electrónico el relato, a veces un poco tarde ;-)
2º Decidir qué escena me gustaría representar en una imagen
3º Ajustar lo que me gustaría a lo que puedo con el tiempo y medios de que dispongo
4º Hacer las fotos o buscar en mi archivo las imágenes que voy a  utilizar
5º Realizar el procesado definitivo y enviársela a Miguel.

Los relatos son publicados con una puntualidad marcial la noche del domingo al lunes a las 00:01 minutos, por lo que el domingo muchas veces me encontré a las seis o siete de la tarde con la imagen a medio elaborar y echando pestes de por qué me habría metido en este berenjenal.

La idea es que las fotos tengan un aire cinematográfico. También hay que pensar que los relatos son para todos los públicos. Eso hizo que alguna vez tuviese que contenerme porque realmente la escena pedía pasar por la carnicería y hacerlo más verídico ;-) 

Hubo algún relato emocionante, como el escrito con la intención de homenajear a Raúl, un amigo de Miguel Sánchez Juaneda que nos dejó en esas fechas y que era un enamorado del surf.

En esta última etapa, apareció el primer desnudo femenino

Y por esto de la paridad, también el masculino

A veces, por lo diferente que es la imagen que tengo en mente respecto a los mimbres que voy a emplear, cuesta saber si vas en la dirección correcta hasta que ya tienes mucho trabajo hecho. Por ejemplo ésta en la que combiné las rocas del Santuario de la Virxe da Barca con un retrato de estudio de Lucía...

para crear la imagen de Dharlyán y su dominio sobre la meteorología.

Otro retrato del que estoy contento con el resultado es el de Eloy, que supo representar muy bien la duda y la tristeza del soldado que acababa de participar en una batalla solamente por el capricho de unos gobernantes.

Como la pasta no me sobra y todos los modelos son amateur, gracias por su esfuerzo y paciencia a Bruno, Liliana y su madre, a Mari Carmen, Pablo, Adolfo, María, Adri y su hermana Paula, Cris, Roberto, a los dos Rubén, Sara, Lara, Pedro, Juan, a Nayara y Paula, a Oscar, Marco, los dos Alberto que participaron, a Suso y a Laura, a Jose Angel, Lucía, Montse, Clemente y Eloy. 

Y sobre todo, y aunque pueda parecer que estoy en una gala-hortera tipo "Premios Goya" (hortera la gala, no los premios), en los que se pasan media hora agradeciendo cosas a todo el mundo, realmente sería un gilipollas egoísta si no agradeciese a Brais y a Conchi su colaboración semana tras semana. 

A Brais por ser el comodín al que acudo cuando las cosas se complican como por ejemplo en la foto de aquí arriba, cuando se dejó amputar un dedo de la mano para que el retrato representase fielmente a los kurlinos, individuos que solo tienen 4 dedos, eso sí es colaboración. 

Y a Conchi por estar siempre ahí, posando, preparando el atrezzo, dando ideas, cosiendo ropa, vigilando que no aparezca un reloj o una pulsera de corazoncitos. Sin ella todo esto hubiera sido imposible.