domingo, 4 de enero de 2015

3 6 5 CUATRO

Está claro que las palomas le dan la espalda a la tecnología. Por lo menos las palomas de Dumbría.