lunes, 23 de febrero de 2015

3 6 5 CINCUENTA Y CUATRO

Hoy pasé por Nemiña con prisa, pero estaba cayendo el sol y no pude evitar una pequeña parada y hacer una foto. Pena que con la prisa ni repasé la configuración de la cámara, una compacta, y la tenía  a 1600 ISO.

Es algo que le pasa a Conchi de vez en cuando y siempre me río de ella cuando le sucede, pero reírse por algo así es como escupir hacia arriba, antes o después alguno te cae en la cabeza.

Se nota que el mar ya está calentando motores para mañana.