lunes, 23 de marzo de 2015

3 6 5 OCHENTA Y DOS

Cuando una familia se aburre una tarde y tiene dos sables láser de la Guerra de las Galaxias... pueden ocurrir estas cosas. Lo mejor, la cara del vecino cuando entró en el garaje y vio a dos aspirantes a jedi batiéndose en duelo.