domingo, 1 de marzo de 2015

3 6 5 SESENTA

Hace un par de años, entré en una gruta en Fuerteventura en donde, una vez dentro, la impresión que tenías era que en cualquier momento iba a aparecer la teniente Ripley luchando con la madre alienígena dado el efecto que crean las rocas volcánicas. Coño, me estoy dando cuenta que la sangre friki que corre por las venas de mi mujer debe ser contagiosa...