miércoles, 11 de marzo de 2015

3 6 5 SETENTA

Tengo que reconocer que Brais tiene más paciencia que Job. Cuando llega la tarde y no hice ninguna foto... ahí está él, siempre dispuesto a ponerse delante de la cámara.