miércoles, 16 de septiembre de 2015

3 6 5 DOSCIENTOS CINCUENTA Y NUEVE

Tantas horas delante de la pantalla provoca alucinaciones. Cualquier día me tiene que gritar Conchi: ¡¡¡No vayas a la luuuuuuz!!!