viernes, 1 de enero de 2010

Una duda

es lo que me asaltó hoy por la mañana cuando me despertó la llamada del primer ganadero del año:

“ Ayer tuve tanto chollo que no me paré a enviar ningún sms, así que ya que me levanto temprano, aprovecho y llamo a todos los que ayer me enviaron un sms de felicitación para felicitarles el año nuevo o… ¿lo hago a través del blog?”

Como posiblemente si empleo la primera opción el número de personas a las que puedo considerar amigos disminuiría ostensiblemente, me decido por la opción del blog:

¡Feliz 2010!