viernes, 26 de marzo de 2010

Por el Cantábrico

Ya que el frente no nos permitió ir a la Warner, nos fuimos a visitar a mis suegros a Ribadeo. Aproveché para ir hasta una playa cercana, ya en Asturias.
Lo que es una gozada es la temperatura del agua. Allí se quejaban de que aún estaba fría, pero para mí, comparada con la de nuestra zona, parecía el Caribe ;-)
El sábado soplaba sur, las series rompían de forma regular y no había nadie en el agua. El domingo por la mañana solo estábamos tres en el agua. Pese a que el viento ya soplaba del norte, por la tarde volví y había unas 8 ó 9 personas en el agua, y aproveché para hacer algunas fotos.
El domingo el mar estaba muy revuelto, había mucha corriente y solo era sencillo remontar cerca de este acantilado por donde baja el paisano.

Nunca había visto a nadie haciendo surf en knee shortboard. Tiene pinta de ser divertido.
Me da la impresión de que resulta más apto que el bodyboard cuando las olas son tan irregulares y tendidas.
La playa me trae muy buenos recuerdos, porque el año que conocí a Conchi, pasé parte del verano en un camping situado allí mismo, y todos los días cruzaba el Puente de los Santos para pasar el día en Ribadeo, en la moto que me prestaba ella.
 
Como no puede ser de otra manera, me encuentro con posibles pacientes por todos lados.