viernes, 24 de septiembre de 2010

El Diablo se viste de Prada

, Hay una cosa que me queda clara después de ver los escaparates de esa firma en Lisboa. Hay quienes le venden sus almas a Lucifer, pueden hacerlo mejor o peor, pero de lo que no cabe duda es que después el tipo sabe negociar con ellas, porque para vestir esa marca hace falta muuuuuuucha pasta.
Precios
Escaparate
Creo que el vestido administra una dosis de endorfina cada 5 minutos, crea un campo magnético a su alrededor cuando llueve para que no te mojes e incluso te dice “Pero que mona estás” cuando te miras al espejo. Si no es así, suena a estafa… a menos que lo que estés comprando realmente sea el valor añadido que la firma ofrece: una imagen de elegancia, persuasión, prestigio, una imagen que hechiza, una imagen glamurosa, bla bla bla y además, decir sin palabras que tienes algo que la mayoría no puede tener.
Prada 2
Prada 1
Si alguien está interesado en aprender elegancia, encanto, seducción… que sepa que es realmente difícil, eso de que o naces con esos atributos o siempre serás un pringado es una falacia, pero, como dije, aprender semejantes atributos supone un grandísimo esfuerzo y… ¿dinero? pues no sé, quizás el dinero te sirva para coger un atajo como alquilar el piso de encima según ofrece el letrero de la ventana izquierda del primer piso; quién sabe, a lo mejor el glamour se contagia por proximidad, como la gripe A.