viernes, 6 de abril de 2012

Viernes Santo

Para unos, simplemente un festivo más, para otros, rememorar unos hechos que cambiaron el mundo. En cualquier caso es bueno echar el freno de vez en cuando, detenerse a reflexionar un poco, y para eso no hay nada mejor que un templo. Todo en ellos invita a la introspección; luz, sonido, olor… los sentidos se calman y es más fácil meditar, alcanzar tu interior, buscar respuestas, sentirte vivo.

Trasluz

Mientras lees el post puede ser que pienses que esto no va contigo, o que la intransigencia basada en ideas religiosas ha hecho mucho daño, o que la Iglesia Católica como institución hace cualquier cosa menos predicar con el ejemplo, quién sabe, puede ser, pero todo eso no cambia el hecho de que nos habló a nosotros, que su mensaje fue y sigue siendo revolucionario, que es muy difícil de seguir, pero solamente intentarlo, te hace mejor persona.

Jesucristo Jeronimos