sábado, 31 de marzo de 2012

Wonderful sunset

Es muy difícil hacer comprender a quien nunca lo ha vivido, qué puede llevar a alguien a surfear en invierno, con el frío que hace y el agua a 10ºC. Renuncio a intentar explicarlo, porque el que quiera saber lo que se siente, tiene que meterse en el tubo de una ola de 2 metros y buscar una salida que no siempre se consigue. Sin embargo, días como estos últimos, con calor fuera, el agua a buena temperatura y el punto de marea bueno coincidiendo con la puesta de sol, hacen más fácil que cualquiera que no haya hecho surf nunca comprenda por qué engancha tanto.
Solo 
Hay que aprovechar, que el verano no sabemos cómo vendrá.
Puesta