viernes, 13 de julio de 2012

Fockink

El pasado fin de semana en Beade, encontramos en el fondo del mueble bar una botella de ginebra que debía de llevar allí entre 40 y 50 años, pues dejó de fabricarse a principios de los 70. Quién sabe, quizás nacimos el mismo día. Con toda la ilusión preparé unos gin tonic después de cenar pero… no estaban buenos. Se ve que esta ginebra no mejora con el tiempo y, al igual que muchos seres humanos, se va amargando… aunque también es posible que su sabor fuera siempre ese.

Focking 1

Felpo me dijo que esa botella tenía valor en el mercado de segunda mano, que la pusiera en e-bay. Miré en internet y parece ser que es objeto de coleccionismo; no por su calidad, sino sobre todo por su parecido con uno de los dos tacos que conocen los anglosajones (el otro es shit, y de ahí no los saques, tan monótonos ellos).