viernes, 29 de marzo de 2013

El Golfo

Es un volcán abierto al océano, uno de los escasos ejemplos que hay de hidrovolcanismo, formado en las erupciones de 1730, lo que desde el punto de vista geológico supone unos segundos. Una parte del cráter se inundó dando origen a la “Laguna de los Clicos”. El contraste de la laguna verde con la arena negra y el rojo de la ladera resulta espectacular..

El Golfo

La laguna se conecta con el mar por unas grietas subterráneas y su nombre se debe a que estaba poblada por unos mariscos denominados “clicos” que desaparecieron porque, según encontré en internet, “hace ya tiempo alguien soltó dos tortugas en El Golfo y éstas acabaron con ellos”, aunque no encontré ningún sitio que diese una una información fiable o con referencias para consultar. El origen del color verde es la gran cantidad de algas que se desarrollan en la laguna, sobre todo la Rupia marítima, un alga bastante común.

Laguna

A lo largo del día, según cómo le pega el sol, los colores cambian muchísimo. El primer día que nos acercamos allí, era por la tarde y desde la arena, el tono que el sol daba a las rocas y el reflejo de éstas en la laguna creaba un efecto impresionante.

ElDorado

La línea blanca rectilínea que se observa en la primera foto es una cuerda que delimita hasta dónde puedes llegar, porque la laguna es Parque Natural. Lo de siempre, que si la presión que origina una presencia masificada del ser humano, que si la flora y fauna, que si… pero si bien es verdad que hay que controlar de alguna forma que una zona tan visitada no se degrade, creo que una cuerda dispuesta así también supone una agresión, por el impacto visual que provoca. El caso es que salvo que seas Raquel Welch, que sale de sus aguas en “Hace un millón de años” , está prohibido bañarte en la laguna y ni siquiera tocar sus aguas.

Cuerda

Si además las algas que tiene la laguna son de lo más abundante en otras zonas y no hay ningún animal reseñable entre su fauna,  me lleva a pensar que a veces no está claro cual es el punto de equilibrio entre el respeto al medio que nos rodea y el derecho a disfrutar de la naturaleza, sobre todo pensando  en que cada día los ciudadanos de a pie sufren más restricciones mientras se mantienen los privilegios para políticos y grandes fortunas. En este punto, y a pesar de la posible razón que tenga la Administración para colocarla ahí, encontrarte una cuerda en un sitio así se puede considerar, aunque nosotros no lo hicimos, una inducción a que te la saltes.

No