sábado, 23 de marzo de 2013

Of monsters and men

Ayer fue el festival de la escuela de música en Cee y Little talks, del grupo Of monsters and men, fue la canción que interpretó el grupo en el que participamos Brais con la guitarra y yo con el bajo. Nunca pensé que me fuese a divertir tanto con algo a lo que me apunté con la intención de que Brais, una vez finalizados los 6 años de guitarra que podía dar aquí en Cee, no dejara de practicar y siguiera en la escuela acudiendo a las clases de adultos. Mientras no haya un chaval que se incline por un instrumento que parece tan aburrido y que no lo es en absoluto, ahí estoy metido con el bajo, aumentando "un poco" la media de edad de un grupo que cada vez suena mejor.

Al preparar esta entrada, me acabo de dar cuenta que el grupo estuvo muy bien escogido, sobre todo pensando en monsters como la anterior corporación municipal, defenestrada por el sentido común de otros partidos. Corporación que, olvidándose de la importancia que la cultura tiene para un pueblo, parece ser que dilapidó su presupuesto y el de años venideros en fiestorras y obras públicas interesadas, dejando al Concello sin un duro; y pensando también en men (y women, claro) como los profesores de la escuela de música, que decidieron tirar para delante y siguen impartiendo clases que ahora, lógicamente, suponen un mayor esfuerzo económico para los padres.

Pero vale la pena, porque todos los chavales que pasan por ella salen aprendiendo a entender y disfrutar de algo que les va a ayudar a pasar por esta vida mucho más felices: la música. Y a los que no somos chavales, también, qué carallo.