lunes, 28 de septiembre de 2015

3 6 5 DOSCIENTOS SETENTA Y UNO

Leí por ahí que hasta el 2033 no vuelve a haber otra oportunidad igual... y que ese día esté despejado... eso ya lo vuelve casi imposible, así que pese a no hacer fotografía nocturna, ni tener el equipo ni la práctica necesaria para sacarle partido a noches como la de hoy,  no podía dejar pasar la oportunidad. 
Sobre todo si se veía tan bien desde una ventana de mi casa, cómodo y abrigado mientras disparaba. Falta algo bonito en primer plano, pero si tengo que elegir entre el calor de mi hogar o papar frío en busca de un buen primer plano... pues preferí quedarme en casa.